Subsidio Ingreso Mínimo Garantizado beneficiará a 16 mil trabajadores en Ñuble

309

Se espera que el proyecto enviado al Congreso ayer por el Presidente Sebastián Piñera sea aprobado rápidamente para que entre en vigencia en los primeros meses de 2020.

·         La medida beneficiará a cerca de  16 mil trabajadores en la Región.

·         El Ministerio de Desarrollo Social y Familia determinará quiénes son los beneficiarios utilizando las bases de Superintendencia de Pensiones, Superintendencia de Salud, AFP, AFC (seguro cesantía).

La seremi de Desarrollo Social y Familia, Doris Osses, entregó detalles de cómo operará el Subsidio Ingreso Mínimo Garantizado, luego que ayer el Presidente Sebastián Piñera  enviara  al Congreso el proyecto de ley que establece un Ingreso Mínimo de 350 mil pesos para todos los trabajadores con jornada completa y en forma proporcional a los menores de 18 y mayores de 65 años.

Doris Osses expresó que “esta es una muy buena noticia para todos los ñublensinos,  puesto que,  según datos aportados por la Subsecretaria de Evaluación Social,  cerca de 16 mil trabajadores  que hoy día en Ñuble están recibiendo el ingreso mínimo de 300 mil  pesos  – y  hasta aquellos que reciben 350 mil  pesos bruto-  percibirán  este  aporte estatal que busca aliviar  el costo de vida de más de 500  mil personas en   todo el  país”.  Por lo mismo, “todos esperamos que el proyecto enviado ayer al Congreso por el Presidente Sebastián Piñera sea despachado con celeridad”, agregó Osses.

La autoridad regional aseguró que el  proyecto que crea el Ingreso Mínimo Garantizado  se traduce en la práctica en que las personas que están recibiendo  un  ingreso menor a 370 mil pesos  recibirán un bono directo pagado por el Estado en su Cuenta Vista y  Cuenta Corriente cuando envíen su información al Ministerio de Desarrollo Social y Familia para transferir un equivalente a un Ingreso Mínimo Garantizado de 350 mil pesos. Esto se traduce en una trasferencia que va desde los 49 mil pesos hasta lo que corresponda y no se cierre en 350 mil pesos  exacto.

El beneficio se extenderá a las personas que ganan hasta 370 mil pesos, ya que  si  hubiese terminado en los  $350 mil,  al trabajador  no le  convendría pasar de $301 mil a $350 mil. Ello es porque ganando el salario mínimo el sueldo líquido aproximado con el subsidio quedaría en $289.800. En cambio, en el caso de que el trabajador ganara $350.000 bruto y no recibiese subsidio, el líquido aproximado sería de $280.000.

El monto de este complemento será pagado de manera mensual directamente a los trabajadores por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia,  el cual determinará quienes son los beneficiarios del subsidio utilizando las bases de datos de la AFP, la AFC (seguro cesantía), Superintendencia de Salud y Superintendencia de Pensiones.

Las personas que tengan un ingreso inferior a $370.000 deberán solicitar el subsidio por medios electrónicos o de manera presencial, ante el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, a través de la Subsecretaría de Servicios Sociales, pudiendo llevarlo a cabo por intermedio del Instituto de Previsión Social (por ejemplo, a través de las oficinas de ChileAtiende).

Asimismo, los trabajadores también podrán postular por intermedio de sus empleadores, quienes estarán obligados a informarles respecto de la existencia del beneficio en caso de que cumplan con los requisitos.

Desde el ingreso mínimo hacia arriba, irá decreciendo el monto del subsidio de forma gradual y buscando que no cree distorsiones en los salarios, con lo cual al trabajador siempre le convendrá tener un ingreso laboral mayor. Por ejemplo, un trabajador formal a jornada completa que gana $325 mil pesos bruto, recibirá un subsidio de $31.957 para su bolsillo, mientras que un trabajador formal a jornada completa que gana $340 mil pesos bruto, recibirá un subsidio de $21.304 para su bolsillo. El subsidio  o complemento entregado no es imponible, es decir, irá directo al bolsillo de los trabajadores. El aporte estatal no tendrá ningún tipo de descuento.

En el caso de un adulto mayor o un joven, su ingreso mínimo actual es de $224.704, por lo que el subsidio sería de $36.580 (que también representa un aumento de 16,27%), alcanzando el Ingreso Mínimo Garantizado proporcional de $261.284.

El proyecto de ley para concretar este beneficio se espera que sea aprobado rápidamente para que entre en vigencia en los primeros meses de 2020.

Se estima que se entregarán subsidios por un monto cercano a los US$ 300 millones de dólares para el 2020.

Características del Subsidio Ingreso Mínimo Garantizado (IMG) 

El subsidio  Ingreso Mínimo Garantizado  sigue la estructura principal de dos de los subsidios al empleo en Chile: el subsidio al empleo joven, creado en virtud de la ley N° 20.338, y el bono al trabajo de la mujer, creado por la ley N° 20.595.

El objetivo del Ingreso Mínimo Garantizado  es crear un complemento a la remuneración bruta de los trabajadores y trabajadores que perciban un monto igual o mayor a $301.000 e inferior a $370.000. Este será de cargo fiscal, no imponible, que le permita alcanzar un ingreso de al menos $350.000, y que se aplicará de forma proporcional a quienes reciban una remuneración bruta mensual inferior a $301.000. Así, esta medida podrá favorecer a cerca de 500.000 trabajadores formales con jornada completa que podrán solicitar el beneficio en el primer año de ejecución.

Se hizo un esfuerzo para que este beneficio se extendiera hasta las personas que perciben ingresos inferiores a los $370.000, dado que si el beneficio hubiese terminado en los $350.000, al trabajador no le habría convenido pasar de $301Mil a $350Mil, porque ganando el salario mínimo el sueldo líquido aproximado  con el subsidio sería de $289.800; en cambio en el caso que gana $350.000 bruto y no recibiese subsidio, el líquido aproximado sería $280.000. Esa es la razón que nos motiva a estar pensando en hacer una caída más gradual de la curva del beneficio, la que, además, va en beneficio de los trabajadores. Así, las personas que reciban una remuneración bruta de $301.000 verán aumentado en un 20,3% su remuneración líquida.   . Además, es importante destacar que el subsidio no es imponible, es decir, irá directo al bolsillo de los trabajadores, dado que el aporte estatal no tendrá ningún tipo de descuento. 

Medidas adicionales para prevenir incentivos adversos por parte de alguna empresa 

Existirán diversas restricciones para que las remuneraciones no sean fijadas de acuerdo a este beneficio o no importe disminución en las mismas. Para ello existirá una activa fiscalización por parte de la Dirección del Trabajo ya sea iniciada por denuncia de los trabajadores o de oficio.