SHOA suma a sistema de detección de tsunamis los radares marinos de Geofísica de la U. de Concepción

26

Radares HF marinos ubicados en la Región del Bío Bío se unieron oficialmente ayer a un inédito sistema de detección de tsunamis que, por primera vez en Chile incluye estas antenas de radio que comúnmente son ocupadas para observar cambios de oleajes y mareas.

Se trata de los radares del Sistema Integrado de Observación del Océano (CHIOOS) del Departamento de Geofísica de la Universidad de Concepción, que ahora se unen a las Boyas Dart con que normalmente detecta maremotos el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada (SHOA).

Tras años de trabajo conjunto, ayer el rector de la Universidad de Concepción, Carlos Saavedra Rubilar; y el director del SHOA, contraalmirante Patricio Carrasco Hellwig, firmaron un convenio “de colaboración en técnicas de detección de tsunamis” que permite esta operación conjunta. Ahora sólo falta afinar los protocolos de información entre ambas instituciones para que los radares aporten con información oficial al sistema del SHOA.

A la ceremonia realizada en la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas asistieron también la directora regional de la Oficina Nacional de Emergencias (ONEMI), Carolina Zambrano; el decano de la misma Facultad que cobija a Geofísica, Roberto Riquelme; y el director del CHIOOS, geofísico Dante Figueroa; además de otras autoridades de la casa de estudios penquista y de la Armada.

“Este un compromiso institucional de la Armada y de la Universidad de Concepción por la seguridad y una mejor calidad de vida de las personas de Bío Bío y Ñuble, cobertura que puede aumentar si se logran los esfuerzos por desarrollar este sistema en más regiones del país en conjunto con las actuales Boyas Dart y los modelos de simulación”, destaco en la ceremonia el rector Saavedra.

En tanto, el director del SHOA señaló que  “el terremoto y tsunami de 2010 fue una experiencia dolorosa para todos; hemos innovado en muchas tecnologías a las que este proyecto se viene a sumar, siendo ya un orgullo a nivel nacional e internacional”.

El Dr. Figueroa destacó en la ceremonia que una de las ventajas del sistema de radares HF marinos es que detecta todas las olas de un tsunami y su dirección, mientras que las Boyas Dart sólo la primera. Recordó que este factor fue relevante respecto de los acontecido en 2010 en Talcahuano, cuando las olas que más impactaron el puerto y la ciudad ocurrieron dos y hasta tres horas después del sismo.

El también académico del Departamento de Geofísica señaló que existe la idea de instalar dos equipos similares en Cobquecura y Pichilemu, con lo que la cobertura se ampliaría desde la Provincia de Arauco hasta Los Vilos, en la Región de Coquimbo, gracias a la capacidad de estos radares de observar oleajes hasta 300 kilómetros de distancia. Otra opción que sugieren desde Geofísica UdeC es la utilización de magnetómetros que pueden captar los cambios electromagnéticos sobre la superficie del mar que producen los tsunamis, lo que se podría sumar a este novedoso sistema de detección de maremotos.