Localidad de LLenquehue en Cañete contará con el primer pavimento de su historia

57

A algunos kilómetros de distancia de la comuna de Cañete se encuentra la localidad rural de LLenquehue, lugar donde generaciones de familias esperaron ver sus calles pavimentadas, sueño que hoy es realidad, gracias a la ejecución del primer pavimento de su historia que se está construyendo a través del Programa de Pavimentación Participativa del Minvu.

La obra considera una importante inversión estatal que supera los 630 millones de pesos, cuyos trabajos estarán finalizados en septiembre de 2019.

La intervención considera la ejecución de más de 7 mil m2 en pavimentos, además de la construcción de veredas en una superficie superior a los 2 mil 500m2. En total los trabajos se extienden en 1,5 km.

El director del Serviu, Juan Pablo González, sostuvo que “estamos visitando esta obra que se encuentra en un sector completamente rural. Acá nos damos cuenta como este tipo de proyectos mejoran la calidad de vida de las personas. Seguiremos recorriendo cada rincón de la región trabajando por todas nuestras familias tal como nos ha pedido nuestro Presidente Sebastián Piñera y el ministro Cristian Monckeberg”.

Actualmente la obra ya tiene un avance físico que supera el 60%. Las familias para acceder a este beneficio se deben constituir como comité de pavimentación, quienes deben reunir el aporte mínimo requerido en una cuenta de ahorro, además de contar con un proyecto de ingeniería del Serviu.

Marcela Rivas, presidenta de la junta de vecinos del sector, quien se mostró muy contenta con la obra, dijo que “estoy totalmente emocionada, feliz y agradecidos de todo quienes hicieron posible este sueño. Con esto ahora nos cambia la vida, aquí antes solo había barro en invierno, polvo en verano y el acceso era muy difícil”.

Este Programa que en la actualidad es conocido como “Vive Tu Vereda” tiene como requisitos que los proyectos de pavimentación, las veredas, calles o pasajes deben estar sin pavimento y contar con agua potable y alcantarillado. Para proyectos de repavimentación, la calzada o vereda deberá cumplir condiciones de deterioro que justifiquen su completa demolición. En ambos casos la vía a postular debe tener una longitud entre 100 y 1.000 metros.