Junta de Vigilancia del Río Longaví podrá medir internamente la calidad de sus aguas

113
  • Mediante la adjudicación de un laboratorio para la Organización, postulado a fondos de la CNR.

La Junta de Vigilancia del Río Longaví y sus Afluentes, JVRL, se adjudicó fondos de la Comisión Nacional de Riego, CNR, para la compra de equipamiento de laboratorio interno microbiológico. El que estará dispuesto para medir los índices de calidad de aguas del Río Longaví y del Embalse Bullileo.

La adjudicación de este proyecto es de gran apoyo a la JVRL, pues se evita la primera etapa de análisis externo y por lo tanto, sólo se haría una segunda prueba en lugares que se requiera formalidad del resultado. Lo que permite agilizar muestreo, reducir costos y conseguir más muestras en canales y río. Éste parámetro permite crear un análisis e índices fijos de la condición de las aguas, para luego crear proyectos de mejora al sistema, según esta primera información.

El gerente de la Junta de Vigilancia del Río Longaví, Lisandro Farías, comenta que “este es un equipamiento que permitirá realizar la toma de muestra en donde tengamos indicios de contaminación bacteriológica e internamente en 24 horas, ya tendremos los resultados concretos”.

Además, informa que paralelamente, se cuenta con un equipo multi parámetro de PH, termómetro y otros elementos que permiten llegar a un mejor resultado. “Actualmente, es engorroso tener los resultados, siempre tarda una semana en llegar el resultado e incluso en algunos casos, nos presentan algunas dudas”, comenta Farías.

Dentro de los servicios que se prestarán a las comunidades de aguas, ahora se suma esta evaluación de calidad de aguas. Pero, cualquier persona puede presentar una denuncia de manera anónima incluso y el equipo de la JVRL irá a terreno a evaluar para luego,  si corresponde, realizar un seguimiento ante el organismo correspondiente.  “Este nuevo laboratorio es un canal para facilitar las denuncias de contaminación”, puntualizan desde la Organización.

 Situación Hídrica

Desde la JVRL se ha anunciado desde temprana fecha que esta temporada de riego sería de escases y esto es respaldado con las estadísticas que se manejan actualmente. Con relación a las precipitaciones, existe un 36% de déficit y con respecto al el Embalse Bullileo aún no se llena, está con 94% de su capacidad.

Ante estos índices, la administración del recurso ha debido regular según disponibilidad, siendo de 1,20 litros por segundos por acción la tasa de reparto en el sistema Longaví.